Qué es Cloud Testing

mtp
Por mtp

Qué es Cloud Testing

Las pruebas se mueven hacia la nube

Los departamentos de TI se encuentran inmersos en un proceso de transformación que intenta dar respuesta a nuevos modelos de negocio, en los que la agilidad y la innovación son aspectos clave.

En este escenario, la nube actúa como un nuevo paradigma, aportando la flexibilidad necesaria para aprovisionar los servicios que la empresa necesita en cada momento, en función de su nivel de carga de trabajo y según sus necesidades de computación.

En este contexto, al testing se le está considerando un candidato ideal para subirse a la nube sin que el negocio sufra ningún impacto por ello. Esto es así porque esta actividad siempre ha sido considerada como una labor importante pero no crítica para el negocio. Además, siempre ha sido un consumidor importante de recursos -tanto humanos como de infraestructura- a la hora de lograr mantener unos entornos que, en ocasiones, se utilizan solo de manera esporádica.

De esta forma, el Cloud Testing va ganando posiciones, al ser capaz de llevar a cabo las pruebas sin necesidad de realizar inversiones iniciales en infraestructura, herramientas, licencias, mantenimiento y gestión de entornos, ya que en la nube solo se paga por lo estrictamente necesario. Otra ventaja es que con esta modalidad es posible aumentar la eficacia de las pruebas, al alcanzarse un mayor y más rápido control en la creación de entornos.

Principales beneficios del Cloud Testing

  • Disminución de la inversión en la creación y adquisición de activos TI.
  • Pago por uso, en lugar de adquirir la infraestructura con posibles capacidades por encima de las necesarias.
  • Mejora en costes de recursos, incrementando la capacidad en situaciones de picos de trabajo y la eficiencia en el uso de los sistemas.
  • Agilidad y respuesta al cambio. Mayor elasticidad, al permitir que una organización pueda escalar o contraer sus capacidades según las necesidades del negocio en cada momento.
  • Aumento de la calidad y time-to-market, al reducir de manera notable los errores derivados de la infraestructura.
  • Servicios de infraestructura siempre actualizados.
  • Mayor eficiencia en la gestión y operación de la infraestructura.
  • Mayor movilidad. Elimina las barreras geográficas al permitir el acceso desde múltiples ubicaciones.