Servicios > Aplicación

Definición e implementación del proceso de gestión de configuración de productos software

Una de las tareas más complejas en la ingeniería de software es la gestión de los artefactos producidos por un equipo de trabajo formado por decenas o cientos de personas que modifican de forma concurrente los mismos activos. Cada vez son más los productos generados, más las plataformas y canales de comunicación y más los elementos que es necesario alinear.

Por lo tanto, cada vez es mayor el riesgo de realizar una gestión incorrecta de la configuración, lo que implica la entrega de una versión incorrecta del producto, es decir, pérdida de tiempo, de dinero y de recursos. 

Mediante este servicio, MTP asegura la integridad de los productos y de los servicios desarrollados, al abarcar desde el diseño del SCMP (Software Configuration Management Plan), hasta la identificación de elementos de configuración, creación de la estructura del directorio de gestión de configuración, implantación del control de cambios sobre elementos de configuración, realización de informes de estado de la configuración y auditorías de la CM.

Para llevar a cabo este servicio, MTP utilizan diferentes metodologías, como CMMI, SPICE (ISO 15504), ITIL, así como herramientas de gestión de tareas, requisitos, de código fuente, de almacén o repositorio de los artefactos producidos, etc.

Gracias a ello, la organización obtiene un conjunto de procesos y herramientas que le permitirán gestionar y comunicar los cambios en líneas base y elementos de configuración a lo largo del ciclo de vida del software. Más concretamente, será capaz de:

  • Asegurar la correcta configuración del software.
  • Proporcionar la capacidad de controlar los cambios y por tanto mayor rapidez en la restauración del servicio.
  • Mayor control de los productos software al tener conocimiento en todo momento de la situación en que se encuentra cada cambio en particular y el sistema en general.
  • Reducir los sobreesfuerzos causados por los problemas de integridad.
  • Mejorar la gestión y resolución de incidencias.
  • Garantizar que todo el equipo trabaja sobre una misma línea base de productos.
  • Estandarización  y homogeneización del método de trabajo.
  • Reducción de costes al duplicidades innecesarias.
  • Facilitar mecanismos de inspección/auditoria para detectar de forma automática fallos de sincronismo entre ejecutable y fuente o elementos asociados, y poder tomar acciones adecuadas en los pases a producción.

 

 

 

Contacte con MTP