Aula virtual, ¿qué es?

28 mayo, 2020

transformación digital

En MTP desarrollamos una continua actividad de formación, a través de cursos sobre diferentes áreas del aseguramiento de negocios digitales que impartimos con diferentes modalidades. Nuestro responsable de Formación, Aurelio Gandarillas, nos explica en este post en qué consiste el ‘aula virtual’ y nos ofrece aclaraciones sobre algunos conceptos y formatos utilizados en las actividades de formación.

Atendiendo al propio significado del término, un aula virtual es un espacio que físicamente no existe (virtual) pero donde se realizan actividades de gran similitud a las realizadas en un aula física.

Según la visión de MTP, los principales elementos que caracterizan el aula virtual son:

  1. No hay presencia física de los asistentes en un mismo lugar ya que cada uno participa desde una ubicación remota, diferente, habitualmente distante.
  2. Existe la participación de un profesor que dirige y promueve el proceso de aprendizaje de los asistentes durante el 100% del tiempo.

Las actividades del profesor son similares a las realizadas en un aula física en una formación presencial (exposiciones, debates, consultas, dinámicas, etc.), pero adaptadas a la característica de no coincidir físicamente juntos en un mismo lugar. Sin embargo, el aula virtual mantiene una de las esencias básicas del aula física: la interacción síncrona de los participantes en un momento concreto en el tiempo.

Herramientas para el aula virtual

Para cumplir con esta premisa de interacción síncrona, el aula virtual deba contar con herramientas distintas, aunque con fines similares a las de un aula física:

  • Sistemas de compartición de contenidos: pizarra virtual, proyector virtual, repositorios de información compartida.
  • Sistemas de interacción de los participantes: sistemas de audio y video (videoconferencia), chats, paneles de interacción (gestión de la participación, mecanismos de feedback, paneles de respuestas compartidas).
  • Sistemas de dinámicas grupales: como por ejemplo los tableros de trabajo de edición compartida.

Obviamente estas herramientas deben estar accesibles a todos los participantes y no solo al profesor.

Aunque de forma independiente existen soluciones técnicas para cada una de las necesidades concretas, son escasas las que incorporan todas estas características en una única solución. Por tanto, suele ser necesario en muchos casos por optar entre:

  • Usar varias herramientas en una misma acción formativa.
  • Realizar un desarrollo propio de herramientas.

En MTP usamos desde hace varios años una solución mixta de ambas opciones para reducir el número de herramientas necesarias durante la formación. Habitualmente nuestras sesiones de formación se reducen a uso de dos herramientas, una para la parte síncrona (aula virtual) y otra para la parte asíncrona (material en formato digital y ejercicios).

Pensamos que, probablemente en pocos años, podremos disfrutar de herramientas comerciales o incluso open source, que integren todas las necesidades de un aula virtual.

Metodología de formación en aula virtual

La metodología de formación en un aula virtual debe ser distinta a un aula física principalmente por estos factores:

  • La información del lenguaje no verbal de los asistentes (gestos, posición corporal) es muy limitada o inexistente (video y audio desactivados). La gestión del grupo requiere habilidades distintas del profesor.
  • Los turnos de participación requieren de un protocolo más estricto, por lo que la espontaneidad está limitada.
  • No hay conversaciones cruzadas, que no significa necesariamente que sea bueno ya que limita las actividades en subgrupos.
  • Todas las herramientas de dinámicas grupales (post-it, papel, bolígrafos) deben sustituirse por herramientas del aula virtual.
  • Es necesario disponer de un protocolo de recuperación ante problemas técnicos (pérdidas de calidad de vídeo y audio, falta de conectividad, fallos eléctricos).

Cuando el curso de formación aborda el aprendizaje de herramientas o la programación, la metodología de la formación utilizada tiene una relevancia mucho mayor. La utilización de herramientas de forma concurrente por varias personas es algo superado hace años, pero la problemática de compartir el mismo escenario de trabajo (misma pantalla, mismo código) de forma concurrente es una gran asignatura pendiente. Cierto es que han aparecido algunas soluciones técnicas, pero son escasas, limitadas y habitualmente con una necesidad de inversión económica.

MTP utiliza desde hace años soluciones de escritorios de trabajo concurrente (escritorios remotos) y la virtualización de sistemas como mecanismos para realizar formación basada en herramientas o programación. Posiblemente veamos grandes avances en poco tiempo debido a la aparición de herramientas que permiten de forma nativa el uso de una misma sesión por varias personas de forma concurrente, al estilo de Google App o Microsoft Office 365. Actualmente existen una gran variedad de herramientas independientes que permiten realizar actividades colaborativas en remoto para conceptualizar producto, diseños, codificación, ideación, etc.

Nos esperan grandes cambios en los próximos años que, con seguridad, transformarán la forma de realizar el aprendizaje de las personas.

Términos

En MTP hemos detectado que se utilizan diferentes términos como alternativas a la formación en un aula física y que pueden causar confusión. A continuación, describimos las características de cada tipo, para aclarar precisamente esas posibles confusiones.

  • Aula virtual: formación con todas las características del aula física pero adaptada la participación de los asistentes en remoto. Actualmente es habitual que esta formación se considere ‘presencial’ por ejemplo a efectos de bonificaciones.
  • Formación on line: Formación orientada al auto aprendizaje. Se basa principalmente en la interacción asíncrona de los participantes que siguen manuales y actividades documentadas para realizar un autoaprendizaje. Pueden existir (o no) un tutor con el que interactuar, aunque suele ser también de forma asíncrona (correo electrónico o chats). Un formato habitual suele ser el MOOC.
  • Formación síncrona: los participantes realizan las actividades en un mismo lugar (físico o virtual) en el mismo instante en el tiempo con la posibilidad de interacción de todos con todos. Son actividades grupales. También se suele usar el término presencial para este concepto, tanto para un aula física como para un aula virtual.
  • Formación asíncrona: cada participante realiza las actividades de aprendizaje de forma individual y autónoma que habitualmente no coincide en el tiempo con otros participantes. Las conversaciones se realizan por medios asíncronos como mensajes de correo o chats (Whatsapp, Slack, etc.).
  • Formación en remoto: término ambiguo. Se caracteriza por que los asistentes no participan en un mismo lugar físico. En MTP es sinónimo de Aula virtual, pero podría llegar a entenderse como formación on line.
  • Teleformación o Elearning: Términos ambiguos. Se refiere a la formación a distancia o en remoto y con recursos tecnológicos asociados. Puede aplicar a formación síncrona o asíncrona. Es un término habitualmente usado para formación asíncrona.
  • Videoconferencia: Sistema que ofrece comunicación por audio y vídeo. Al igual que otros términos, puede ser ambiguo y tiene más sentido pata reuniones basadas principalmente en audio y video incluyendo presentaciones, pero sin recursos didácticos, colaborativos ni de actividad en grupo.

Debido a la posibilidad de confusión, en MTP tratamos de utilizar los términos: aula física, aula virtual, formación síncrona y formación asíncrona.

En nuestra web tenemos disponible para consulta toda nuestra oferta de formación, así como el calendario con las convocatorias de cursos de variadas temáticas, que incluyen los que tienen como objetivo la obtención de certificaciones homologadas.

Aurelio Gandarillas

Responsable de Formación de MTP

Ver más historias