Pautas para conseguir correos electrónicos accesibles para todos los destinatarios

1 febrero, 2024

Experiencia de Usuario para empresas

Los correos electrónicos forman parte del día a día de la rutina de trabajo de muchas personas. Vamos a explicar en este post cómo, con unas sencillas pautas, podemos reforzar la accesibilidad a la información que contienen y, de esta forma, contribuir a mejorar la experiencia de usuario.


    Resumen

    Facilitar el acceso a los contenidos digitales a todo tipo de personas es el objetivo del área de Experiencia de Usuario de MTP. La experta en Accesibilidad Melanie Caballero nos ofrece recomendaciones para facilitar ese acceso total a los contenidos de los correos electrónicos.

    Los correos electrónicos son una herramienta fundamental en la comunicación diaria dentro la empresa. Pero, ¿alguna vez has pensado si la información llega realmente a su destinatario? No estamos hablando de problemas de internet o problemas técnicos, sino que las personas podemos percibir la información de forma diversa. Se trata, en este sentido, de asegurar la accesibilidad digital.

    En esta entrada trataremos 10 puntos para que la comunicación sea más inclusiva, para que todos podamos percibir la información del contenido independientemente del medio que usemos. Empezamos:

    1. Texto legible y contrastante:

    La legibilidad es clave en la creación de correos electrónicos accesibles. Opta por fuentes legibles y ajusta el tamaño, siendo recomendable al menos 14 puntos para el texto principal. Además, asegúrate de mantener un contraste adecuado entre el texto y el fondo, lo que facilitará la lectura y hará que la información sea accesible para todos los destinatarios. Estos pequeños ajustes contribuyen significativamente a la experiencia de lectura inclusiva.

    1. Lenguaje claro y sencillo, Idioma, ortografía y puntuación:

    Es fundamental emplear un lenguaje claro y sencillo. Se debe prestar especial atención a la ortografía, la puntuación y la correcta identificación del idioma, tanto para la corrección ortográfica como para la interpretación de los lectores de pantalla. También es importante utilizar un lenguaje inclusivo y respetuoso. Intentemos utilizar palabras que ya sean inclusivas, procurando evitar palabras no reconocidas a causa del uso de la “e” o la “@”.

    1. Reducción de ruido:

    Es esencial mantener un diseño limpio y ordenado, reduciendo distracciones visuales innecesarias que podrían dificultar la lectura o interacción. Al minimizar el ruido visual, aseguramos que el contenido sea claro y fácil, centrado en la información clave.

    1. Estructura y formato claro:

    Garantizar una estructura y formato claros es esencial en los correos electrónicos accesibles. Utilizar encabezados, como h1, h2, … , h6 o Título 1, Título 2, …, Título 6, permite una organización coherente del contenido, facilitando la lectura y navegación. Además, utilizar listas, ya sean ordenadas o no ordenadas, mejora la presentación para ofrecer información de manera clara y concisa.

    1. Color y características sensoriales:

    Es importante evitar depender exclusivamente del color para transmitir información. Incorpora textos u otros indicadores visuales que complementen el uso del color, garantizando que la información sea clara para todos. Además, asegúrate de que el contenido sea comprensible y usable incluso cuando se visualiza en escala de grises.

    1. Enlaces descriptivos:

    Se debe proporcionar un texto a los enlaces y procurar no dejar la url solamente. En lugar de utilizar nombres genéricos como “Haz clic aquí” o “Leer más”, proporciona un texto que indique claramente propósito del enlace, el lector debe poder decidir si quiere hacer clic o no, y comprender qué ocurrirá si hace clic.

    1. Imágenes:

    Es importante incluir un texto alternativo para garantizar la accesibilidad de imágenes, permitiendo que aquellas personas que utilizan lectores de pantalla comprendan la información visual. Es fundamental evitar colocar información relevante en imágenes, si proporcionas el contenido de texto en el cuerpo del correo electrónico, asegurarás que la información llegue a más personas.

    1. Elementos multimedia:

    Para videos y archivos multimedia, incluir subtítulos y descripciones de audio. El subtitulado también permite disponer la transcripción del audio en varios idiomas, llagando y/o facilitando la comprensión a más personas. En el caso de no poder proporcionar subtítulos, una transcripción sin pérdida de información del contenido del vídeo, cercana al elemento multimedia y de fácil reconocimiento y acceso, podría ser una alternativa.

    1. Tablas y datos complejos:

    Utilizar tablas solo cuando sea necesario, cuando se trate de presentar datos en formato tabular, y asegurar que estén correctamente marcadas con encabezados de fila y columna, procurar evitar la maquetación con tablas. Para tablas particularmente complejas o gráficos, considerar proporcionar resúmenes o descripciones adicionales que aclaren el contenido y aseguren una comprensión completa.

    1. Contenido que parpadea o con destellos:

    Evitar el uso de contenido que parpadee o con rápidos destellos rs fundamental, ya que puede desencadenar convulsiones en personas con ciertas condiciones médicas. En casos donde el parpadeo sea necesario, ofrece una opción clara para desactivarlo, permitiendo que los destinatarios tengan control sobre su experiencia visual.

    Ver más historias